Cupping

El cupping, o terapia de ventosas, es una técnica milenaria que forma parte de la medicina tradicional china, diseñada para estimular el flujo de energía (Qi) y sangre dentro del cuerpo, promoviendo la curación y el bienestar general.

Este tratamiento consiste en colocar ventosas de vidrio, bambú, silicona o plástico sobre la piel, creando un vacío que succiona la piel y parte del músculo subyacente hacia dentro de la ventosa. Este proceso ayuda a liberar toxinas, aliviar tensiones musculares, mejorar la circulación sanguínea y promover la reparación de tejidos. A menudo se utiliza para tratar dolores, rigidez muscular, estrés, fatiga y diversos trastornos respiratorios, entre otros. Además de sus aplicaciones terapéuticas, el cupping también se está incorporando en tratamientos estéticos para mejorar el tono y la textura de la piel, así como para combatir la celulitis, gracias a su capacidad para estimular el drenaje linfático y mejorar la circulación. Aunque es un tratamiento seguro cuando lo realiza un profesional cualificado, puede dejar marcas circulares temporales en la piel, que son un efecto secundario normal y desaparecen después de unos días.

Precio: 50 €
 

Necesitamos su consentimiento para cargar las traducciones

Utilizamos un servicio de terceros para traducir el contenido del sitio web que puede recopilar datos sobre su actividad. Por favor, revise los detalles y acepte el servicio para ver las traducciones.